lunes, 29 de noviembre de 2021

Programa #303 - 50 aniversario de discos de PROG (tercera parte)

 Yes - Fragile

Con ustedes, estimados podescuchas, el episodio 303 de Cerca de la Orilla.

Esta emisión con la tercera y última parte dedicadas a discos de rock progresivo que cumplen 50 años desde su lanzamiento. Disfruta gran material del año 1971 de grupos como Focus, King Crimson, Jethro Tull, Comus, Yes, Supersister y Egg.

Podcast:


Lista de canciones:

Aqualung - Artista Jethro Tull, disco Aqualung

Heart Of The Sunrise - Artista Yes, disco Fragile

Hocus Pocus - Artista Focus, disco Focus II (Moving Waves)

A Visit To Newport Hospital - Artista Egg, disco The Polite Force

The Prisoner - Artista Comus, disco First Utterance

Sailor's Tale - Artista King Crimson, disco Islands

A Girl Named You - Artista Supersister, disco To The Highest Bidder


Ficha técnica:
Fecha de publicación: 29/noviembre/2021
Rúbricas: Nora García (canciones Hatenaki Shoudou y Divine Design de KBB)
Música de fondo: Dancing With The Invisible de Zozimo Rech
Producción integral: Javo Aguirre

¡Saludos, desde el progresivo 1971!

sábado, 20 de noviembre de 2021

El palaciego ensueño progresivo de PHOG

 Phog - El Castillo

HOLA, AMIGOS DE CERCA DE LA ORILLA, LES SALUDA CÉSAR INCA.

Hoy tenemos el placer de presentar el nuevo álbum de PHOG, proyecto unipersonal del francés Philippe Ogier dedicado a cultivar un prog sinfónico refinado y fastuosamente centrado en la claridad melódica. “El Castillo” (así, en español) es el nombre de este cuarto álbum de PHOG, habiendo sido publicado el pasado 22 de octubre, y desde ya adelantamos que nos parece lo más notable de su discografía hasta la fecha. Sucediendo al disco predecesor “This World...” por un año y tres meses, “El Castillo” ahonda sesudamente en el señorío sinfónico de aquel para encuadrarse dentro de un dinamismo palaciego que se mantiene consistente a través de las diversas atmósferas y motivos que forman parte de este nuevo repertorio. Ogier se hizo cargo de todo aquí: las guitarras, los teclados, el bajo y las programaciones de ritmos. Este disco tiene un enfoque conceptual que gira en torno a un castillo actualmente en ruinas que está ubicado a 100 km. de Lyon, la ciudad natal de Ogier. De hecho, un cuadro que hay en la casa del propio Ogier y que retrata a dicho castillo es el que se ha utilizado como imagen de la portada. Bueno, veamos ahora los detalles del disco en cuestión, ¿vale?

Phog - El Castillo

Todo empieza con ‘Camino’ (sí, también en español), una pieza imponente que ya da indicios de la renovada y refrescante prestancia que ha adquirido el esquema sonoro de PHOG. Su generosa duración de casi 10 ½ minutos es aprovechada solventemente a la hora de exponer una cuestión de principios sobre la fastuosidad contundente por la que se perfila este álbum en concreto. En efecto, su majestuoso punto de arranque abre amplios caminos a una manifestación prioritaria de ceremoniosidad sinfónica, aunque más adelante, a lo largo de la segunda mitas, se abrirá espacios para rotundas manifestaciones gráciles de colorido melódico en la segunda mitad. De hecho, esto servirá para asentar el terreno para la exultante coda. Las conexiones estilísticas con GENESIS, YES, KARFAGEN y ECLAT son patentes mientras se va delineando la serie de ilaciones multitemáticas, las mismas que predominantemente se apoyan en las orquestaciones y bases de los teclados. ‘Inter Canem Et Lupus’ sigue a continuación para exhibir un inspirado viaje melódico signado por una hermosura envolvente que adopta algunos matices jazzeros en su groove central; éste apunta hacia un talante fusionesco mientras los armazones de teclado refuerzan una delicada maraña sonora signada por una cristalina claridad melódica. Los muy Hackettianos fraseos de la guitarra solista acentúan esta elegante dinámica, la cual culmina en un clímax sutilmente inquietante y patentemente fastuoso: de hecho, podemos imaginar que esta instancia retrata musicalmente la imaginería rapaz del título de este tema. En líneas generales, hallamos aquí una cruza entre el paradigma de ALCO FRISBASS y la línea de trabajo de los GENESIS de la etapa 76-78. ‘Tour De Garde’ dedica más tiempo que cualquiera de las dos piezas precedentes a crear un foco de expresión solemne mientras se detiene en el primer motivo central, pero más adelante, como si emergiera un nuevo amanecer, el bloque instrumental adopta una agilidad renovadora. Aunque no dura mucho, resulta vital para que la pieza adquiera un fulgor interesante antes de regresar a lo solemne para la sección epilogar.

Phog - El Castillo

Cuando llega el turno de ‘Prison Stones’, nos topamos con la pieza más ágil y breve del álbum (dura poco más de 4 minutos y medio). Su gancho melódico y su groove razonablemente sofisticado nos remiten a una cruza entre YES y CAMEL, además de algunas confluencias con los legendarios japoneses BELLAPHON. Su misión consiste en proyectar una frescura especial al ecuador del repertorio al recoger los ecos de la faceta extrovertida del ítem precedente. La pieza justamente titulada ‘El Castillo’ es la más extensa del repertorio – dura 18 minutos – y también se encarga de cerrarlo. Los primeros minutos sirven para crear una atmósfera densa y misteriosa que coquetea abiertamente con lo tétrico sin adentrarse realmente en él, un preludio que no nos permite adivinar el tipo de agilidad señorial que ha de signar al primer cuerpo central, el cual más bien destila una luminosidad amable y cálida, casi como si se tratara de una partitura perdida de THE ENID que fue remodelada por GENESIS. Una vez calmadas las cosas un poco, se abre un espacio sosegado para que emerjan alternadamente florituras de flauta y guitarra acústica. Este puente sirve para retomar y remodelar los aires de misteriosa ceremoniosidad que también signaron a la primera parte del tema de apertura. Así las cosas, el esquema sonoro vuelve a tornarse denso, claro está, siempre dentro de las pautas de refinamiento prog-sinfónico que conforman la esencia de PHOG. Los diversos motivos que se van sucediendo exploran varias instancias de suntuosidad, pasando de lo más sosegado y sutil hasta lo más explícito; es en este último momento que se instala un compás marcial desde el cual se impulsará un esplendoroso epílogo que va muy en línea con los ya mencionados THE ENID. Todo esto es lo que se gestó en los cuarteles del maestro Philippe Ogier en “El Castillo”, disco que refrendamos desde este blog como la máxima obra musical de PHOG hasta el momento. Definitivamente, se trata de uno de los discos más hermosos que se han realizado bajo los inmortales delineamientos del prog sinfónico en este año 2021, por lo que se recomienda altamente su inclusión en cualquier fonoteca dedicada al género.



Muestras de “El Castillo”.-


Más reseñas de César Inca Mendoza en: Autopoietican - Apuntes de música progresiva contemporánea

martes, 16 de noviembre de 2021

Programa #302 - 50 aniversario de discos de PROG (segunda parte)

Genesis - Nursery Cryme

Con ustedes, estimados podescuchas, el episodio 302 de Cerca de la Orilla.

Esta emisión con la segunda, de tres partes, dedicadas a discos de rock progresivo que cumplen 50 años desde su lanzamiento. Disfruta gran material del año 1971 de grupos como Emerson, Lake & Palmer, Samla Mammas Manna, Van Der Graaf Generator, Curved Air, Genesis, Pink Floyd y Can.

Podcast:


Lista de canciones:

The Fountain of Salmacis - Artista Genesis, disco Nursery Cryme

Oh Yeah - Artista Can, disco Tago Mago

The Only Way (Hymn) - Artista Emerson, Lake & Palmer, disco Tarkus

Infinite Space (Conclusion) - Artista Emerson, Lake & Palmer, disco Tarkus

One of These Days - Artista Pink Floyd, disco Meddle

Young Mother - Artista Curved Air, disco Second Album

Manna Jamma - Artista Samla Mammas Manna, disco Samla Mammas Manna

Lemmings (Including 'Cog') - Artista Van Der Graaf Generator, disco Pawn Hearts


Ficha técnica:
Fecha de publicación: 16/noviembre/2021
Rúbricas: Nora García (canciones Hatenaki Shoudou y Divine Design de KBB)
Música de fondo: Dancing With The Invisible de Zozimo Rech
Producción integral: Javo Aguirre

¡Saludos, virtuosamente setenteros!

miércoles, 10 de noviembre de 2021

Segundo camino de la eterna genialidad de SAENA

 Saena - Días eternos

HOLA, AMIGOS DE CERCA DE LA ORILLA, LES SALUDA CÉSAR INCA.

Tenemos el enorme placer de presentar el nuevo disco del ensamble mexicano de música progresiva ecléctica SAENA, el cual está actualmente conformado por José Luis Fernández Ledesma [guitarras], Margarita Botello [canto, teclados y acordeón], Adrián Plowes [Warr Guitar] y Eduardo Fierro [batería y percusión]. El disco en cuestión se titula “Días Eternos” y fue publicado por el sello local Azafrán Media el pasado 14 de setiembre. Se trata de un disco muy esperado de parte de todos a los que conocimos su homónimo disco de debut del año 2008, el cual fue gestado con la alineación de quinteto que encapsulaba, junto a los ya mencionados Fernández Ledesma y Botella, al violinista Alejandro Sánchez, al bajista Hugo Santos y al baterista Adrián Zárate. “Días Eternos” es una bendición inmensa para la vanguardia progresiva latinoamericana del presente año 2021, conteniendo material compuesto por el maestro José Luis con los ulteriores arreglos de parte de la banda íntegra. Las sesiones de grabación tuvieron lugar en el año 2019 bajo la dirección de Plowes, Fernández Ledesma y Sergio López, con las posteriores labores de mezcla estando a cargo de Fernández Ledesma, Plowes y Botella. La masterización fue realizada en la gran ciudad de Nueva York por Oliver Palomares en abril de 2021. El cuarteto contó con las colaboraciones ocasionales de Germán Bringas (saxo soprano), Jerzain Vargas (trompeta) y el antes mencionado Alejandro Sánchez (violín). En su momento, hubo una campaña de preventa que consistía en la inclusión de una ilustración con formato de tarjeta postal junto a los 25 primeros ejemplares.

Saena - Días eternos

El repertorio del disco que ahora nos ocupa empieza con ‘Fin De Blues’, tema que dura casi 5 minutos enteros y ostenta un groove ágil y llamativo. Éste sirve para sustentar un despliegue de musicalidades gráciles donde se cruzan lo arquitectónico y lo fluido, dando prioridad a lo muscular, aunque también hay un pequeño espacio para sonoridades etéreas. La estupenda mezcla de estilización prog-sinfónica y soltura jazzera se confabulan para gestar este vivaz inicio del repertorio. El segundo tema, que ostenta el simpático e irónico título de ‘Pos Rock’, instaura la primera instancia de explayada grandilocuencia dentro del disco, elaborando un vitalista ejercicio de jazz-prog sazonado ocasionalmente con atmósferas a lo RIO y trazos de sinfonismo. Tras un breve prólogo fastuoso guiado por el piano, emerge una sección relajada donde la Warr Guitar instaura un solo donde el señorío y el nervio se mezclan de una manera sumamente elegante. Ya más adelante, las vibraciones jazzeras se fortalecen con un muscular solo de batería que se hace acompañar por las texturas emanadas de los otros instrumentos. Una vez que el cuerpo central lleva varios minutos de instaurado, surge un elegante solo de guitarra que opera como un activador de un incremento de la energía expresiva para el ensamble. Todo culmina con una maraña de piano y guitarra a la que la Warr Guitar añade sobrios ornamentos cibernéticos, creándose así un gancho bastante peculiar. Primer cénit del disco. Cuando llega el turno de ‘Musetta’, el grupo se aboca a la exploración de ambientes etéreos, los mismos que van transitando desde pasajes lánguidos a otros más propiamente fastuosos. Hay una cautivadora mezcla de ensueño y dramatismo en el desarrollo temático que tiene lugar. La cuarta pieza del álbum es una de nuestras preferidas del mismo y se titula ‘Por El Aire Vino, Por La Mar Se Fue’, y consta de dos secciones mutuamente diferenciadas a lo largo de sus 12 minutos y pico de duración. La primera de ellas se focaliza en un sofisticado juego de cadencias y colores melódicos que se enraízan firmemente en un señorío sinfónico, abriendo espacios para las seductoras vocalizaciones de Botello a través del encuadre establecido entre el piano y la guitarra. La segunda sección vira hacia un vitalismo sobriamente manejado que se asienta cómodamente sobre un groove fusionesco que coquetea a veces con el reggae. Efectivamente, el ensamble ha transitado de una vivacidad aérea a un cauce delicadamente delineado, estando este último apropiadamente bordado con diversas tesituras aportadas por los teclados.

La dupla de ‘Chivita Al Precipicio’ y ‘Caminos De Agua’ permite al grupo explorar más a fondo las texturas, atmósferas y bloques melódicos al cual es tan adepto. El primero de estos temas mencionados se sitúa en un camino intermedio entre lo solemne y lo jovial, haciendo que su motif central se apoye cómodamente en un colorido bastante dinámico, el mismo que se adapta con total naturalidad a la sofisticada ingeniería rítmica que se creó para la ocasión. Además de hacernos recordar al SAENA del primer álbum, también hay algunos ribetes Genesianos por aquí y por allá. En cuanto a ‘Caminos De Agua’, éste se centra en una fluidez flotante que nos lleva a un punto intermedio entre el señorío de HAPPY THE MAN y el cromatismo de JETHRO TULL, a la vez que el esquema rítmico va abriéndose camino a través de la ilación de diversos grooves propios del jazz-rock y las texturas de la fusión folclórica contemporánea: algunos de éstos portan una sutileza que estimula la gestación de climas reflexivos, mientras que otros se enfilan hacia una gracilidad más directa con miras a acentuar un fulgor extrovertido que nunca llega a lo chocante. Ya a estas alturas del disco, no nos sorprende que los aportes individuales al entramado integral se enmarañen con un garbo tan compacto, pero cabe destacar a este tema como otro cénit decisivo dentro del repertorio. La pieza homónima es la más larga del álbum con sus poco más de 14 minutos y cuarto de duración, estando también a cargo de cerrarlo con una generosamente expansiva atmósfera de paz contemplativa, una atmósfera adecuada para cerrar todo este catálogo de colores musicales que se ha venido exhibiendo desde el primer instante. En efecto, ‘Días Eternos’ se asienta largamente sobre un serenamente cálido desarrollo temático que se deja arropar por una atmósfera introspectiva y reflexiva, dueña de una diáfana espiritualidad. Cuando entran a tallar los ornamentos de trompeta y de violín, el asunto cobra momentáneos ribetes de estilizada grandilocuencia, momentos de esplendor solar en medio de las predominantes vibraciones crepusculares. Más adelante, un solo de saxo soprano cumplirá una función complementaria al canto de Margarita. Bien es verdad que poco antes de llegar a la frontera del séptimo minuto, hay un pasaje donde se alzan brevemente unos torreones de tensa disonancia: es como un interludio estratégicamente disruptivo que deja salir alguna tirantez latente que estaba por allí, misteriosamente oculta hasta ese preciso momento. Pero, insistimos, la paz contemplativa es el rasgo dominante de esta pieza.

Saena - Días eternos

Todo esto es lo que se nos brindó en “Días Eternos”, una nueva obra magnífica curtida por la refinada orfebrería sónica que define la esencia de los cuarteles musicales de SAENA. Este genial grupo mexicano ha gestado uno de los discos más notables de la esfera latinoamericana dentro de la producción progresiva internacional del presente año 2021. Tan frustrante como pudo ser la espera del eternamente próximo disco de SAENA a lo largo del segundo decenio de este milenio, una vez erigido como una realidad concreta, se impuso por mérito propio como una obra maestra del rock artístico contemporáneo. ¡Totalmente recomendable!, ¡totalmente!



Muestras de “Días Eternos”.-
Pos Rock [en vivo en Radio UNAM, 9 de marzo 2018]: https://www.youtube.com/watch?v=dlGFVJ5l8EI
Caminos De Agua [en vivo en Radio UNAM, 9 de marzo 2018]: https://www.youtube.com/watch?v=ZtyMbLvJOVk


Más reseñas de César Inca Mendoza en: Autopoietican - Apuntes de música progresiva contemporánea

sábado, 6 de noviembre de 2021

Programa #301 - 50 aniversario de discos de PROG (primera parte)

 Gentle Giant - Acquiring The Taste

Con ustedes, estimados podescuchas, el episodio 301 de Cerca de la Orilla.

Esta emisión con la primera, de tres partes, dedicadas a discos de rock progresivo que cumplen 50 años desde su lanzamiento. Disfruta gran material del año 1971 de grupos como Caravan, Yes, Gracious, Le Orme, Gentle Giant, Earth & Fire y Renaissance.

Podcast:


Lista de canciones:

Collage - Artista Le Orme, disco Collage

Winter Wine - Artista Caravan, disco In The Land Of Grey And Pink

Pantagruel's Nativity - Artista Gentle Giant, disco Acquiring The Taste

Golden Thread - Artista Renaissance, disco Illusion

C.B.S. - Artista Gracious, disco This Is...Gracious!!

Storm And Thunder - Artista Earth & Fire, disco Song Of The Marching Children

Yours Is No Disgrace - Artista Yes, disco The Yes Album


Ficha técnica:
Fecha de publicación: 6/noviembre/2021
Rúbricas: Nora García (canciones Hatenaki Shoudou y Divine Design de KBB)
Música de fondo: Dancing With The Invisible de Zozimo Rech
Producción integral: Javo Aguirre

¡Saludos, sinfónicamente setenteros!

viernes, 29 de octubre de 2021

La cuarta cosmovisión retro-progresiva de AGUSA

 Agusa - En Annan Värld

HOLA, AMIGOS DE CERCA DE LA ORILLA, LES SALUDA CÉSAR INCA.

Hoy tenemos el deleite de presentar el más reciente lanzamiento fonográfico del grupo sueco AGUSA, integrado actualmente por Mikael Ödesjö [guitarras], Roman Andrén [teclados], Jenny Puertas [flauta], Simon Ström [bajo] y Tim Wallander [batería]. El disco en cuestión lleva el título de “En Annan Värld” y fue publicado el pasado 10 de setiembre por el sello Kommun 2, tanto en vinilo (ediciones diferentes en color negro, verde y verde con manchas anaranjadas) como en CD. El título de este disco significa un mundo diferente en español, y, ciertamente, hay algunas novedades en la alineación del grupo con los ingresos respectivos de Andrén y de Ström. Incluso este último se encargó de hacer la hermosa portada de este disco, el cual sucede por cuatro años a su antecesor homónimo. “En Annan Värld” es el cuarto álbum de estudio de AGUSA y se ha gestado a lo largo de varios años, incluyendo temporadas de grabación y mezcla cuando la actual pandemia ya había comenzado. Contiene una suite por cada uno de sus lados: la primera es exuberante y se regodea a través de la ilación de sus diversos motifs, los cuales se definen por variados esquemas melódicos, ambientes y estructuras rítmicas; la segunda, por el contrario, se enfila por un groove permanente sobre el cual se van sucediendo atmósferas diferentes, aunque, hasta cierto punto, mutuamente emparentadas. Para decirlo con otras palabras, la primera suite es alevosamente fastuosa en la exhibición de sus múltiples recovecos que recogen un osado equilibrio entre el sinfonismo, el folk-prog y el prog psicodélico, mientras que la segunda se encuadra en una espiritualidad más sutil, al modo de un paseo por un bosque que exige una larga jornada para atravesarla hasta su fin, dando prioridad al factor psicodélico en su ingeniería sonora. Siendo el trabajo más ambicioso que el grupo ha proyectado hasta la fecha, de hecho, nos parece su obra más notable en su discografía por ahora existente, además de ser un gran aporte desde las tierras escandinavas a la producción progresiva mundial. Bueno, vayamos ahora a los detalles del repertorio contenido en “En Annan Värld”.

Grupo Agusa

La primera suite se titula ‘Sagobrus’ y ocupa un espacio total de 25 minutos. Unas serenas y reflexivas escalas de guitarra, prontamente acompañadas por sobrias líneas de flauta, dan inicio al álbum con aires bucólicos que nos remiten a los tiempos del GENESIS 70-71 y, en menor medida, a los primeros años de RENAISSANCE. Con la incorporación de la dupla rítmica y la expansión del rol de la guitarra eléctrica con fraseos evocativos, la flauta se suelta un poco más mientras se prepara el terreno para el desarrollo de un bloque sonoro más señorial. De esta manera, el órgano empieza a apoderarse del rol protagónico en el preámbulo a un motif intenso y vitalista (al modo de una cruza entre los PINK FLOYD de la etapa 1971-2, los RAGNARÖK del segundo disco y los inolvidables SINKADUS) que emerge a poco de superada la frontera del quinto minuto. El señorío se ha concretado de una manera convincente, el aura de exaltación llena cada partícula sonora emanada de cada instrumento partícipe, el esplendor reinante está sólidamente sostenido por la dupla rítmica mientras el esquema melódico en curso se refuerza a paso firme. Una nueva sección nos entrega otro ejercicio de garra retro-progresiva en clave sinfónica tras un puente sereno signado por un tenor ceremonioso. Otra sección en 7/8 establece un recurso de densidad apoyado en una mezcla de folk-prog, jazz-rock y ribetes prog-psicodélicos, lo cual ya se sitúa en un terreno híbrido de JETHRO TULL, SARCOPHAGUS NOW y AGITATION FREE. Regresamos a la agilidad, pero esta vez con una gracilidad renovada que permite al vigor expresivo utilizado para la ocasión hacer gala de su luminosidad esencial. Definitivamente, esta suite conquista un cénit fabuloso en estos momentos. La siguiente sección se apoya en un lánguido compás en 5/4 donde la banda exorciza sus fantasmas Yessianos a través de un filtro Floydiano. El solo de guitarra que aquí aparece es uno de los más notables del álbum. Tras un poderoso final, se abre la puerta a la última sección, la cual sustenta una síntesis entre lo sinfónico y lo pastoral a través de un filtro mágico y denso que usualmente asociamos a la tradición prog-sinfónica escandinava, transitando fluidamente de lo solemne a lo vivaz. ¡Qué gran labor la realizada por el personal de AGUSA en esta suite!

La segunda suite dura un poco menos, casi 21 minutos y cuarto, y se titula ‘Uppenbarelser’. A diferencia de lo que sucedió en la primera suite, la ilación de sus diversas secciones se apoyan un constante swing de 3/4. Tras un preludio etéreo a lo JADE WARRIOR, la batería empieza a trazar un groove tribal mientras el sintetizador y los efectos de guitarra aportan detalles cósmicos. Recién con la intervención del bajo y la pronta intervención de la batería, se empieza a sembrar un primer motif, el cual preserva un aura ensoñadora a través de un lento crescendo que, poco a poco, delinea una estrategia psicodélica de tendencia krautrockera (imaginemos a unos AGITATION FREE tratando de reconstruir el modelo Floydiano de fines de los 70s con la asistencia de algunos integrantes de YATHA SIDHRA y GILA), la cual, a su vez, está sazonada con algunos matices pastorales. Hay un clímax envolvente que se impone con ceremoniosas y grandilocuentes vibraciones antes de llegar a la frontera del octavo minuto, tras lo cual, todo desciende nuevamente hacia ese lugar escondido y misterioso del cual brotaron las primeras cadencias de la suite. Éstas ahora apuestan a un enfoque más modernizado de la psicodelia progresiva a poco de pasada la barrera del décimo minuto y medio, lo cual da pie a que el guitarreo se explaye seriamente en su vigor ácido, algo que había manejado con relativa constricción hasta el momento. La banda ahora establece lazos fraternos con los paradigmas de AUTOMATISM y MY BROTHER THE WIND. Un poco más adelante, las cosas se calman un poco para que puedan lucirse sucesivamente un solo de guitarra acústica y unas texturas de flauta, siendo así que éstas guían el desarrollo del esquema armónico. Así las cosas, la guitarra instaura un estilizado solo de guitarra mientras, en el trasfondo, el órgano también hace unas florituras complementarias al susodicho solo. Cuando la flauta vuelve a convocar a la espiritualidad etérea, la batería vuelve a organizar un groove tribal por un breve instante para que se abra paso a un hermoso epílogo crepuscular dirigido por la guitarra acústica. Nos es difícil no pasar por alto la referencia al MIKE ODFIELD del año 1974 mientras esas hermosas escalas de guitarra acústica se despliegan sobre nebulosas capas de teclado. Y así termina todo... la suite y el disco.

Todo esto fue “En Annan Värld”, esta estupenda obra retro-progresiva de AGUSA que ayuda decisivamente a la susodicha banda a mantener su sitial dentro de la élite de la escena escandinava de nuestros tiempos, escena que se ha mostrado muy vital en el presente año 2021. Lo dijimos al inicio de la presente reseña y lo recalcamos en estas palabras finales: nos parece la mejor obra de este grupo hasta la fecha y, por tanto, la recomendamos para cualquier buena fonoteca progresiva.



Muestra de “En Annan värld”.-
Sagobrus: https://agusaband.bandcamp.com/track/sagobrus


Más críticas de César Inca Mendoza en: Autopoietican - Apuntes de música progresiva contemporánea

sábado, 16 de octubre de 2021

Programa #300 - El programa 300

Cerca de la Orilla, programa 300

Con ustedes, el podcast 300 de Cerca de la Orilla, para que lo tengan y lo escuchen a la hora que quieran.

En esta ocasión con la emblemática emisión número 300, donde tuvimos muchas intervenciones de músicos, melómanos y podescuchas quienes nos compartieron su gusto y afición por el rock progresivo, uniéndose a la celebración de este programa de aniversario.

Podcast: 


Lista de canciones:

A volte un istante di quiete - Artista Locanda Delle Fate, disco Forse le lucciole non si amano piu

Rim of Clouds - Artista Violent Silence, disco A Broken Truce

Moon7 - Artista The Gourishankar, disco 2nd Hands

Cinema Show - Artista Genesis, disco Seconds Out

-------------------------------------------------------------------------------------------
Lista de invitados en orden de aparición:

Esteban Corona, locutor, filósofo y maestro en literatura hispanoamericana (México)

Fernando Refay, músico (Argentina)

Andrea Selene, guitarrista (México)

Pablo M. Beleña, director de rock-progresivo.com (España)

Israel Jil, vocalista del grupo Aisles (Chile)

Mauricio Hernández, diseñador y promotor musical (México)

Alex Acosta, productor y locutor de proGDosis (México)

India Hooi, vocalista y multinstrumentista​ del grupo Psychic Equalizer (Australia)

Alejandro Matos, músico (Argentina)

Joshua San Martín, guitarrista del grupo Alpha Lighting System (México)

Raúl Lupiáñez, creador del proyecto SomeWhereOut (España)

Lizzi Duran, productora y locutora de MoonchildRadio (México)

Joaquín Ortiz, cocreador del proyecto Cronofonía (México)

Mario Tello, mercadólogo y economista; corredor de Ironmans (México)

Lluís Mas (baterista) y Antonio Valiente (guitarrista), del grupo The Flying Caravan (España)

Sally Medina, diseñadora industrial (México)

Miguel Isaías, creador del proyecto Argedis (España)

Edgar Arias, guitarrista, vocalista y fundador del grupo Humbral

Jorge González, baterista del grupo Pulsonica (Argentina)

Juan Pablo Palacios, voz, bajo y sintetizadores del grupo Lyrean (México)
-------------------------------------------------------------------------------------------


Ficha técnica:
Fecha de publicación: 16/octubre/2021
Rúbricas: Nora García
Producción integral: Javo Aguirre

Afectuosos saludos con mucho PROG de por medio, ¡gracias!