sábado, 27 de febrero de 2021

Programa #284 - Lo mejor del rock progresivo 2020 (cuarta parte)

 The Flower Kings - Islands

Con ustedes, el podcast del programa 284 de Cerca de la Orilla, para que lo tengan y lo escuchen a la hora que quieran.

Continuamos con el cuarto, de cinco programas, dedicados a lo más destacado en el rock progresivo durante el 2020. Disfruta gran material de French TV, The Flower Kings, Pure Reason Revolution, Ars Pro Vita, La Maschera di Cera y Motorpsycho.

Podcast:


Lista de canciones:

Shut up and Shoot!!! - Artista Ars Pro Vita, disco Peace *

This Decadent Poetry Is Awful - Artista French TV, disco Stories Witbout Fingerprints

Eupnea - Artista Pure Reason Revolution, disco Eupnea

The Magpie - Artista Motorpsycho, disco The All is One

Broken - Artista The Flower Kings, disco Islands **

Il cerchio del Comando - Artista La Maschera di Cera, disco S.E.I.


Ficha técnica:
Fecha de publicación: 27/febrero/2021
Rúbricas: Nora García
Producción integral: Javo Aguirre

¡Saludos prog virtuosamente disfrutables!


*Cita de Ars Pro Vita tomada de: https://arsprovita.bandcamp.com/album/peace

jueves, 25 de febrero de 2021

El tránsito de semilla a canción para la nueva música de LAZULI

Lazuli - Le Fantastique Envol De Dieter Böhm

HOLA, AMIGOS DE CERCA DE LA ORILLA, LES SALUDA CÉSAR INCA.

Con mucha demora, pero con mucho más entusiasmo, presentamos aquí el más reciente álbum del colectivo francés LAZULI, el cual se titula “Le Fantastique Envol De Dieter Böhm” y encarna su octavo trabajo fonográfico de estudio. Publicado virtualmente a mediados de febrero del pasado año 2020, pocos días después tuvo sus respectivas ediciones en CD y en vinilo por vía del sello L’Abeille Rôde. Mucha agua ha corrido bajo los puentes que este grupo ha recorrido entre los años 2004 y 2009, cuando la secuencia de sus tres primeros discos – “Amnésie”, “En Avant Doute” y “Réponse Incongrue À L’Inéluctable” – sirvió para que, poco a poco, asentara su propia posición dentro del escenario progresivo francés del nuevo milenio. Hoy por hoy, LAZULI es un nombre importante dentro de la nueva generación de música progresiva de su país, y, de hecho, este quinteto conformado por los guitarristas Dominique Leonetti y Gédéric Byar (aquél, también vocalista), Claude Leonetti [Léode], Romain Thorel [teclados y corno francés] y Vincent Barnavol [batería, marimba y otras percusiones] vuelve a hacer gala de su refinada capacidad para gestar una música ecléctica y cautivadora. El concepto narrativo de ese nuevo álbum está dedicado a un devoto fan y amigo de la banda, un alemán llamado Dieter Böhm que viaja prácticamente a todas partes de Europa para verlos tocar en vivo la mayor cantidad posible de veces. Dentro de la fábula de “Le Fantastique Envol De Dieter Böhm”, el relato se inicia con el momento en que un músico deja una nota plantada en la arena de una isla desierta, siendo así que esa nota florece y se convierte en una melodía, la cual, a su vez, se convierte en una canción. Luego, al modo de un mensaje en una botella, dicha canción es arrojada a las aguas y las olas la van transportando en su búsqueda de un oyente… y ese oyente buscado resulta ser Dieter. Una vez que éste escuchar la canción, su ser se mezcla con el de la canción. Tal como señala Leonetti, a través de la figura particular de Dieter, “este álbum es un regalo de agradecimiento para todo nuestro público oyente, inspirado por los rostros que vemos frente a nosotros en nuestros conciertos”. El repertorio de este disco consta de un prólogo, cuatro actos y un epílogo; veamos ahora los detalles de esta secuencia.

El prólogo porta el título de ‘Sol’ y dura casi 4 ½ minutos: su compás relativamente parsimonioso y las capas de teclados ayudan a la espiritualidad general de la canción a realzar sus aires de pasión contenida. Tenemos aquí un encuentro entre el PETER GABRIEL de inicios de los 90s y la faceta más etérea de DEAD CAN DANCE. Llegamos ahora a la secuencia explícitamente narrativa del concepto del álbum: ‘Acte I’ consta de las piezas tituladas ‘Les Chansons Sont Des Bouteilles À La Mer’ y ‘Mers Lacrymales’. La primera de ellas es la más extensa del álbum con sus poco menos de 6 ¼ minutos de duración, y se caracteriza por ostentar un dramatismo elegante dentro de un enfoque moderno del sinfonismo: con algunos aires Camelianos y también elaborando confluencias con el paradigma de PENDRAGON, el grupo logra gestar un consistente clímax expresivo dentro del repertorio del álbum. Una mención especial va para el electrizante solo de guitarra que ocupa el núcleo central de la segunda mitad de la canción, y otra debe ir para la musculatura que asume la batería para sustentar convenientemente este momentum tan exultante. El segundo tema de este primer acto se hace eco del inmenso desahogo emocional que inspiró a la canción precedente para llevarnos a una atmósfera un poco más relajante mientras preserva intacto el robusto vigor expresivo. En todo caso, se nota tanto en este esquema melódico como en sus correspondientes arreglos que hay espacio para la expansión de ciertos aires reflexivos. Los temas ‘Dieter Böhm’ y ‘Baume’ conforman el Acto II. La oda al protagonista del concepto del álbum consiste en una remodelación en clave fastuosa de la claridad melódica exhibida en las dos canciones precedentes, abriéndose un campo mayor para que los ornamentos y orquestaciones de los teclados guíen el desarrollo temático. La combinación de percusiones reales y programadas garantiza el reforzamiento del aura modernista. Notamos algunos aires a lo THE ALAN PARSONS PROJECT (etapa 84-87), así como ciertos modismos de los PORCUPINE TREE de fines de los 90s. La segunda canción del Acto II se enfila hacia lo introspectivo, creando una atmósfera flotante que se sitúa a medio camino entre lo contemplativo y lo onírico: el rol protagónico del piano y los ornamentos de percusión tonal conforman conjuntamente la clave para que esta pieza instaure convincentemente su aureola etérea.

El ‘Acte III’ consta únicamente del tema ‘Un Visage Lunaire’, una canción que perpetúa los aires etéreos de la pieza precedente, pero esta vez con una mezcla de garbo bucólico y serenidad crepuscular. Siendo una balada prog-sinfónica que parece haber sido gestada a partir de una cruza entre TAPP y PT, su atmósfera envolvente se alimenta cabalmente de la fluidez con que transcurre su esquema melódico. El momento del solo de guitarra se define por una magnificencia rutilante que nos recuerda, en buena medida, a las canciones segunda y tercera. El ‘Acte IV’ contiene los ítems ‘L’Envol’ y ‘L’Homme Volant’. El primero de ellos es un instrumental vivaz y llamativo que se sitúa cómodamente dentro de las directrices del sinfonismo moderno más ciertos matices Camelianos propios de la fase post-80s; el segundo de ellos coquetea con el pop-rock mientras preserva algunos recursos progresivos en los aportes de los teclados, lo cual se traduce en un aprovechamiento de su gancho natural para darle un remozamiento preciosista al bloque instrumental. El epílogo se titula ‘Dans Les Mains De Dieter’, y su estructura musical condensa una síntesis perfecta de la espiritualidad ceremoniosa y el vigor expresivo que han marcado a la mayor parte del repertorio precedente, lo cual redunda crucialmente en la elaboración de un lirismo cristalino y llamativo. Tras un prólogo etéreo y sigiloso, el bloque grupal da todo de sí dentro del cuerpo central. Los limpios fraseos de la guitarra que se proyectan sobre la minimalista capa de sintetizador durante la última sección añaden un aire de sobria suntuosidad al asunto para que la faena se redondee con oportuno esplendor. Todo esto fue lo que se nos brindó en “Le Fantastique Envol De Dieter Böhm” de parte del colectivo de LAZULI, un disco preciosista y elegante.



Muestras de “Le Fantastique Envol De Dieter Böhm”.-
Les Chansons Sont Des Bouteilles À La Mer: https://www.youtube.com/watch?v=14PS13BRgBA
Un Visage Lunaire: https://www.youtube.com/watch?v=Kr9t-oJs9BM
Dieter Böhm: https://www.youtube.com/watch?v=DifYASid1O0


Más críticas de César Inca Mendoza en: Autopoietican - Apuntes de Musica Progresiva Contemporanea

sábado, 20 de febrero de 2021

Programa #283 - Lo mejor del rock progresivo 2020 (tercera parte)

 Pattern-Seeking Animals - Prehensile Tales

Con ustedes, el podcast del programa 283 de Cerca de la Orilla, para que lo tengan y lo escuchen a la hora que quieran.

Continuamos con el tercero, de cinco programas, dedicados a lo más destacado en el rock progresivo durante el 2020. Disfruta gran material de Pain of Salvation, Pattern-Seeking AnimalsAlpha Lighting SystemJohn Petrucci, Fish, Frutería Toñi, y Ozric Tentacles.

Podcast:


Lista de canciones:

Happy Song - Artista John Petrucci, disco Terminal Velocity

Cipango Petite Suite - Artista Frutería Toñi, disco El porvenir está en las huevas

Wait - Artista Pain of Salvation, disco Panther

Mirage - Artista Alpha Lighting System, disco H+

Popscape - Artista Ozric Tentacles, disco Space for the Earth

Soon But Not Today - Artista Pattern-Seeking Animals, disco Prehensile Tales *

Garden Of Remembrance - Artista Fish, disco Weltschmerz


Ficha técnica:
Fecha de publicación: 20/febrero/2021
Rúbricas: Nora García
Producción integral: Javo Aguirre

¡Saludos progresivamente geniales!


jueves, 18 de febrero de 2021

ASIA MINOR: un insigne punto de retorno

Asia Minor - Points Of Libration

HOLA, AMIGOS DE CERCA DE LA ORILLA, LES SALUDA CÉSAR INCA.

Es una gran alegría poder presentar el disco de retorno del legendario grupo turco-francés ASIA MINOR, que varias décadas después de su disolución a inicios de los 80s, vuelve al ruedo de la mano de sus colíderes Setrak Bakirel y Eril Tekeli. El nuevo disco se titula “Points of Libration” y fue publicado por el sello japonés Marquee en el último tercio de diciembre del pasado año 2020, el sello turco Rainbow45 Records a mediados del pasado mes de enero, y el sello italiano AMS Records a fines del mismo enero. La edición japonesa es en CD, mientras que la turca y la italiana son en vinilo (con sendas presentaciones en colores turquesa y negro). Bakirel [guitarras y voz] y Tekeli [flauta y guitarras] ven completada esta reencarnación de ASIA MINOR con las presencias de Evelyne Kandel [bajo], Micha Rousseau [teclados y coros] y Julien Tékéyan [batería]. El grupo se formó en París en el año 1973 bajo la iniciativa de tres jóvenes turcos que ya se conocían en su país natal, donde comenzaron a soñar con formar su propio grupo. Dos de los tres (Bakirel y Tekeli, por supuesto) siguieron adelante con el proyecto a lo largo de los 70s en busca de un ansiado contrato de grabación, contando además con algunos músicos franceses en su alineación. Como trío, en el año 1979, se concretó la realización del álbum debut “Crossing The Line”, y al año siguiente, como cuarteto, el segundo y último “Between Flesh And Divine”. Su insignia progresiva estaba marcada por un sinfonismo de influencias Camelianas, Genesianas, Pulsarianas y Tullianas, con su componente étnico evidentemente basado en los aires folclóricos de la Madre Patria de los dos colíderes. Bueno, ahora ese segundo disco tiene que ser designado como el último de esa etapa, pues ahora existe “Points of Libration” como el nuevo ítem fonográfico del grupo. Este disco ha estado germinándose por varios años, pues en 2015 ya estaba esta nueva encarnación de ASIA MINOR dando conciertos en Francia sacando lustre a su viejo material y componiendo nuevos temas, y en años posteriores, participaron en festivales internacionales donde eran bien recibidos como leyendas vivientes de la edad de oro del genero progresivo. Lo que exactamente eran... y siguen siendo.

Asia Minor - Points Of Libration

La misión de abrir “Points of Libration” reposa en los hombros de ‘Deadline Of Lifetime’, canción que dura casi 8 minutos. Unas expectantes capas introductorias de teclado y unos efectos de sonido de una maquinaria que recién se enciende sirven de base para unos solemnes fraseos de bajo, a los cuales pronto se suman algunas parcas líneas de guitarra y algunos retazos de flauta; así se prepara el camino para la enérgica emergencia de un atractivo puente asentado sobre una compleja arquitectura rítmica, el cual nos lleva a un cuerpo central cuya aureola sosegada es manejada con luminosa fastuosidad. Es como si la espiritualidad musical del segundo álbum de la banda hubiese viajado a nuestros días a través de una máquina del tiempo para sembrar una nueva cosecha. Un cénit para empezar. Con la dupla de ‘In The Mist’ y ‘Crossing In Between’ – dos canciones que oscilan entre los 3 ½ minutos y los 3 ¾ minutos de duración –, el ensamble se dispone a seguir explorando sus nuevas fuerzas creativas. El primero de estos temas ostenta unos aires fusionescos sólidos que nos remiten claramente a remembranzas con los JETHRO TULL de la fase 77-79 y los CAMEL de la etapa 75-77; la flauta asume un rol arrolladoramente protagónico dentro del sonido grupal. Por supuesto, es el tenor exótico del desarrollo temático lo que signa la esencia de esta canción. En cuanto al segundo tema mencionado (titulado con la mezcla de los nombres de los dos viejos álbumes del grupo), éste exhibe una atmósfera pastoral y reflexiva con fuerte raigambre folclórica. Un buen momento de introspección tras los exquisitos derroches de colorido musical de los dos primeros temas. El cuarto tema del álbum se llama ‘Oriental Game’ y es también el más extenso del mismo con su espacio de casi 9 ½ minutos. Preservando en buena medida el espíritu reflexivo de la canción precedente, lo reviste de una sofisticación sinfónica notoriamente mayor. La claridad melódica y la sobriedad etérea del groove predominante permite al grupo tener confluencias con otras bandas francófonas como EDHELS y ECLAT. (Y ahora nos damos cuenta de cómo los ASIA MINOR fueron una fuerte influencia en éstos...) A mitad de camino, el groove se torna más grácil y la flauta pasa a liderar el desarrollo melódico, siendo luego sucedida por la guitarra solista; mientras tanto, la dupla rítmica realiza ingeniosos ornamentos dentro de su labor de soporte. Así las cosas, la canción se enfila hacia un atractivo y climático final, concretando otro momentum crucial del disco.

Asia Minor - Points Of Libration

La segunda mitad del disco comienza con ‘The Twister’, una canción que comienza con sonidos de protestas públicas y un cántico inicial que reclama las faltas de oportunidades para la ciudadanía. Una vez dispuesto el bloque instrumental entero, la canción asume y desarrolla unas vibraciones melódicas solemnes que emanan un aire de gravedad, a veces, de ira contenida. Poco a poco, la canción va ganando en vigor expresivo hasta el momento final, convirtiéndose en la pieza más muscular de este repertorio. La coda consiste en nuevos ruidos de protestas callejeras. Cuando llega el turno de ‘Melancholia’s Kingdom’, el grupo regresa al sendero del lirismo introspectivo con suntuosos ropajes prog-sinfónicos, los cuales están principalmente provistos por la amalgama de guitarra y teclados. Una exploración relativamente Cameliana con un mapeo al estilo propio de ASIA MINOR. ‘Urban Silk’ perpetúa esta estrategia mientras incrementa la ambientación ensoñadora a través del empleo de un compás calmado en 7/8 y unas sencillas orquestaciones de teclado. También se siente la presencia del factor folclórico en algunas acentuaciones de la flauta. Mientras avanza el esquema musical en curso, los teclados aumentan su campo de acción (incluyendo un par de breves solos de órgano) y todo se torna majestuoso de nuevo. Una pieza muy imponente por derecho propio. ‘Radyo Hatırası’ cierra el álbum con seis minutos y pico de conmovedor esplendor melódico. Su estructura musical y esquema melódico portan abundantes aires mediterráneos dentro de su sonoridad esencialmente pastoral; así se enclava la columna vertebral de su primera sección. La segunda sección vira drásticamente hacia un impetuoso despliegue de extroversión prog-sinfónica (en una especie de híbrido entre GENESIS y JETHRO TULL), logrando darle al álbum un cierre contundente y rotundo. Estas dos últimas canciones han funcionado muy bien como momentos culminantes a todo dar.

Asia Minor - Points Of Libration

Como balance final, hay que destacar, ante todo, que ASIA MINOR vuelve a ser una realidad concreta dentro del escenario progresivo mundial; “Points of Libration” es su manifiesto claro e inconfundible sobre el tipo de vitalidad creativa del cual aún dispone esta ilustre entidad musical. Un insigne punto de retorno para una banda que nos había legado unos de los discos más hermosos de fines de los 70s; ahora hay algo más en el currículum vitae de ASIA MINOR que dignifica ese hermoso legado a cabalidad. De lo mejor de este año que recién empieza (o de fines del año pasado, si nos fijamos en la edición japonesa).



Muestras de “Points of Libration”.-


Más críticas de César Inca Mendoza en: Autopoietican - Apuntes de Musica Progresiva Contemporanea

sábado, 13 de febrero de 2021

Programa #282 - Lo mejor del rock progresivo 2020 (segunda parte)

 Wobbler - Dwellers Of The Deep

Con ustedes, el podcast del programa 282 de Cerca de la Orilla, para que lo tengan y lo escuchen a la hora que quieran.

Continuamos con el segundo, de cinco programas, dedicados a lo más destacado en el rock progresivo durante el 2020. Disfruta gran material de Zopp, Lunatic Soul, Wobbler, Haken, Aly y Kansas.

Podcast: 


Lista de canciones:

Prosthetic - Artista Haken, disco Virus

Five Rooms - Artista Wobbler, disco Dwellers Of The Deep

Ixpohpoyotl - Artista Aly, disco Dual I *

Swedish Love - Artista Zopp, disco Zopp

Before The Light - Artista Zopp, disco Zopp

The Absence Of Presence - Artista Kansas, disco The Absence Of Presence

Summoning Dance - Artista Lunatic Soul, disco Through Shaded Woods


Ficha técnica:
Fecha de publicación: 13/febrero/2021
Rúbricas: Nora García
Producción integral: Javo Aguirre

¡Saludos progresivamente sinfónicos!


jueves, 11 de febrero de 2021

Un paso de gigante en las estepas musicales del maestro DENNIS REA

Dennis Rea - Giant Steppes

HOLA, AMIGOS DE CERCA DE LA ORILLA, LES SALUDA CÉSAR INCA.

Hoy se da la ocasión de presentar el nuevo disco del excelso músico y compositor estadounidense DENNIS REA, que fue publicado en el pasado 21 de enero por el sello MoonJune Records y responde al título de “Giant Steppes”. El colectivo que acompaña a REA es este disco (que él mismo considera como uno de los más importantes de su carrera) está conformado por Dick Valentine (saxofones alto y sopranino, y flauta), Greg Kelley (trompeta), Stuart Dempster (didgeridoo), Greg Campbell (corno francés eléctrico), Don Berman (batería y percusión), Albert Kuvezin (voz), Juliana & PAVA (voces y hurdy-gurdy), Wadim Dicke (bajos eléctricos con y sin trastes), Brian Oppel (batería), Greg Powers (corno tibetano), Steve Fisk (teclados, ritmos sónicos y procesos) y Daniel Zongrone (batería y percusión). DENNIS REA tocas guitarras eléctricas, acústica resonadora y sintetizada, además de la kalimba. Grabado en un lapso de cuatro años en sesiones repartidas entre el Seattle residencial de REA y Siberia, “Giant Steppes” es el manifiesto preciso y apoteósico de un gigante paso adelante dentro de los continuos viajes exploratorios de fusión experimental de sonoridades modernas del jazz y el rock con recursos procedentes de diversos folclores. Fuera de sus grupos avant-jazz-progresivos MORAINE y KIM IRON STYLE, el maestro DENNIS REA ha realizado varios discos en la línea antes mencionada, tanto en su rol de solista como partícipe colaborador de proyectos de otros. El repertorio de cuatro piezas contenido en este álbum que ahora reseñamos consiste principalmente de adaptaciones de piezas de la Ruta de la Seda y del Este de Rusia, junto a una composición original del propio REA que incorpora extractos de un cántico tradicional tuvano (de la República de Tuvá, en la región sur de Siberia). En palabras del protagonista, «así como mi lanzamiento del año 2010 “Views From Chicheng Precipice” por vía de MoonJune Records fue una carta de amor musical heterodoxa a la música tradicional de Asia Oriental, “Giant Steppes” asume una óptica igualmente caprichosa hacia la música tradicional y moderna de Asia Central – en este caso, la tierra de Uyghur en Xinjiang, las regiones de Altai y Tuva en Rusia y el Tíbet. Dicha óptica se ve a través del lente de mis experiencias personales en estos lugares y mis propios intereses musicales eclécticos. No se trata de un intento de autenticidad, sino de una profunda investigación sobre las tentadoras posibilidades sugeridas por sus fuentes musicales y geográficas.» El disco está dedicado a la gente, la fauna y los paisajes de las zonas geográficas mencionadas, y realmente, el contenido sónico de este disco es un cúmulo de visiones diversos: aquí hay jazz-fusión, experimentación electroacústica, jazz-prog, desarrollos psicodélicos extremos, aventuras de música concreta, detalles cercanos al RIO… Veamos los detalles de cada pieza individual contenida en “Giant Steppes”.

Dennis Rea - Giant Steppes

Yendo ahora al repertorio mismo de “Giant Steppes”, éste comienza con la maratónica pieza ‘Live At Gaochang’, la cual dura casi 16 ¾ minutos. De entrada nos sentimos arropados por una grácil aura evocadora emanada de la refinada arquitectura sonora armada por la festiva confluencia de guitarra resonadora, vientos y percusiones: un gran festín musical en clave del Extremo Oriente. En la frontera del tercer minuto, las cosas viran hacia una atmósfera contemplativa más sigilosa, masivamente absorta en sus propias vibraciones misteriosas. Capas sonoras de didgeridoo que se explayan como nubes ensanchándose sostienen al resto de los aportes instrumentales en un puente que nos lleva hacia otro motif un poco más calmado que el que dio inicio a la pieza en cuanto al groove, pero más exuberante en lo referente al armazón melódico que la guitarra y los vientos establecen en una comunión realmente deliciosa. También hay un momento de destaque para la percusión, el cual señala un reforzamiento de la cadencia en curso. Con el pasaje reposado que emerge a poco de pasada la frontera del minuto 11, se prepara el camino para enfatizar el talante contemplativo y gestar una exuberancia aún mayor para el colorido telúrico reinante, una exuberancia que va creciendo con su propio impulso inherente durante las últimas instancias. El disco comenzó, sin duda, con un cénit inapelable. ‘Altai By And By’ sigue a continuación para situarnos en una ambientación ceremoniosa y evocadora, afirmando un enfoque sonoro entrañable merced a la elocuente introducción de corales femeninas y hurdy-gurdy. Una vez instalado el esquema central de la pieza, la guitarra guía el desarrollo de su momentum central con sobrias cadencias y un meticuloso manejo de los silencios. Hemos pasado del inmenso clima de contemplaciones flotantes que marcó a la pieza de entrada a otro más parecido a un ritual, habida cuenta que, a mitad de camino, los cánticos asumen decisivamente un rol protagónico. ‘Wind Of The World’s Nest’, que ocupa poco menos de 10 minutos de duración, nos lleva a un terreno totalmente diferente con la inmediata irrupción de un cantos gutural extremamente grave y el asentamiento de un groove fusionesco que opera como una vasija donde los coloridos del saxofón y de la guitarra vayan creando variadas interacciones. Para el último tercio, el tema se torna sombrío debido a que, con la ausencia de un esquema rítmico, el desarrollo se centra en diversas capas de guitarra y nuevos cantos guturales graves. Para el minuto final, el reprise del motivo inicial redondea las cosas convincentemente. Todo esto sonó como un híbrido de MAUDLIN OF THE WELL y KING CRIMSON. Otra cúspide del álbum.

Dennis Rea - Giant Steppes

Cierra el álbum ‘The Fellowship Of Tsering’, otro tema extenso que dura 14 minutos y pico. La primera sección se centra en un dinamismo jovial sostenido sobre un ágil y sencillo swing. Luego, poco antes de llegar a a la frontera del cuarto minuto y medio, todo se detiene para que un corno tibetano, primero en solitario, y luego acompañado de efectos percusivos y cibernéticos, abra el camino a un paisaje abstracto donde lo arcano y lo surrealista se funden una expresividad delicadamente inquietante. El vitalismo jovial de ante se ha trastocado radicalmente para que se imponga una neblina densa de sonoridades deconstructivas que, a fin de cuentas, tiene algo de tenebroso, pero, mayormente, se sienten intensas e inescrutables. Mientras la densidad va aumentando en un impolutamente calculado crescendo, el esquema sonoro va asumiendo algunos matices oníricos. Los últimos dos minutos sirven para que el ensamble retome la jovialidad inicial, lo cual funciona ahora como una expresión de alivio tras el despliegue inmediatamente anterior de solipsista oscuridad. Todo esto fue lo que se nos brindó en “Giant Steppes”, una obra magna de impetuoso talante telúrico que DENNIS REA y sus compañeros de viaje han gestado con un derroche arrollador de lúcido ingenio y osadía experimental. REA considera a este disco como una obra muy especial dentro de su canon y coincidimos con él: totalmente recomendable este catálogo de pasos de gigante cuyas huellas consisten en sonidos.



Muestras de “Giant Steppes”.-
Live At Gaochang (Uyghur Suite): https://dennisrea-moonjune.bandcamp.com/track/live-at-gaochang-uyghur-suite
Wind Of The World’s Nest: https://dennisrea-moonjune.bandcamp.com/track/wind-of-the-worlds-nest


Más críticas de César Inca Mendoza en: Autopoietican - Apuntes de Musica Progresiva Contemporanea

sábado, 6 de febrero de 2021

Programa #281 - Lo mejor del rock progresivo 2020 (primera parte)

Logos - Sadako e le mille gru di carta

Con ustedes, el podcast del programa 281 de Cerca de la Orilla, para que lo tengan y lo escuchen a la hora que quieran.

Con esta emisión empezamos el primero de cinco programas dedicados por entero a lo más destacado en el rock progresivo durante el 2020. Disfruta gran material de Fates Warning, Áuryn, Logos, Magenta y Rick Wakeman.

Podcast:


Lista de canciones:

Origami in sol - Artista Logos, disco Sadako e le mille gru di carta

Un lieto inquietarsi - Artista Logos, disco Sadako e le mille gru di carta

The Way Home - Artista Fates Warning, disco Long Day Good Night

Ascraeus Mons - Artista Rick Wakeman, disco The Red Planet

Un lento despertar - Artista Áuryn, disco Antes de cerrar los ojos

Bela - Artista Magenta, disco Masters of Illusion


Ficha técnica:
Fecha de publicación: 6/febrero/2021
Rúbricas: Nora García
Producción integral: Javo Aguirre

¡Saludos virtuosamente progresivos!

lunes, 1 de febrero de 2021

Nuevos espacios para las contemplaciones musicales mundanas de los OZRIC TENTACLES

Ozric Tentacles - Space For The Earth

HOLA, AMIGOS DE CERCA DE LA ORILLA, LES SALUDA CÉSAR INCA.

Tenemos hoy el deleite de presentar el más reciente disco de la legendaria y vigente banda británica campeona del space-progresiva por muchos decenios: por supuesto que nos estamos refiriendo a los OZRIC TENTACLES, y el nuevo disco es “Space For The Earth”, el mismo que fue publicado el 9 de octubre del pasado año 2020. El sello encargado de este procedimiento, tanto en CD como en vinilo (ediciones en color negro, verde y turquesa), es Kscope. El material contenido en este disco, compuesto por el perpetuo líder del ensamble Ed Wynne entre la segunda mitad del pasado año 2019 y los primeros meses del presente 2020, estuvo inspirado en las colinas, valles y playas escocesas que existen en el entorno geográfico donde está situado el estudio de grabación. El lugar en cuestión es el Blue Bubble Studio, ubicado en Fife. El núcleo grupal está integrado por Wynne [guitarras, sintetizadores y bajo], Silas Neptune [sintetizadores] y Balázs Szende [batería]. A lo largo el disco hacen se hacen presentes varios invitados que son amigos de la familia en tanto que son exintegrantes de OZRIC TENTACLES: Joie Hinton (sintetizador), Nick Van Gelder (batería), Champignon (flauta y kaval, que es una flauta balcañera) y Paul Hankin (percusiones). También aparece en algún momento Gre Gracerooms aportando capas de sintetizador: éste es el apodo del músico neerlandés Gregoor Van Der Loo, a quien recordamos de los tiempos de LEMUR VOICE, y que también viene colaborando con Wynne en proyectos musicales colaterales desde hace algunos años. El detalle de la presencia de exintegrantes del colectivo resulta crucial para concretar el enfoque de regresar al esquema sonoro general de los discos de la primera mitad de los 90s de los OZRIC TENTACLES, un enfoque más explícitamente etéreo y afín a la fusión contemporánea que el que se fue desarrollando en los álbumes de Wynne y co. a lo largo del nuevo milenio. Suponemos que también influyó el hecho de que la inspiración para este nuevo repertorio venía de la contemplación de los paisajes de la Madre Patria. Bueno, ya va siendo hora de repasar los detalles de este nuevo repertorio, ¿vale?

Ozric Tentacles - Space For The Earth

Durando poco más de 6 ½ minutos, ‘Stripey Clouds’ abre el álbum con una exhibición de gráciles recursos de sintetizador mezclados con un groove razonablemente complejo, lo cual resulta muy oportuno a la hora de explorar y reforzar los celebratorios aires fusionescos que emanan del jam en curso. El hecho de que los aportes rítmicos reposen en algunos pasajes estratégicos realza la luminosidad etérea creada para la ocasión. De paso, ya desde este punto de partida, la guitarra de Wynne elabora algunos de sus solos más notables dentro del álbum, el cual se atreve a comenzar con éste, unos de sus picos expresivos. ‘Blooperdome’ sigue a continuación para ir más a fondo dentro de la faceta explícitamente electrónica que siempre ha sido esencial para la propuesta musical del ensamble. Las secuencias sintetizadas iniciales son realmente absorbentes y contundentes, y el ingreso de la batería sirve principalmente para brindar un foco bien definido a las variantes que irán surgiendo a lo largo del camino. Ostentando una dosis un poco mayor de sofisticación y una musculatura sónica más comedida que el tema inicial, la gente de OZRIC TENTACLES gesta aquí una pieza efectivamente suntuosa. El momento en el que la guitarra acústica se luce en un increíble solo se siente particularmente cálido. Con sus poco menos de 9 minutos de duración, la tercera pieza que responde al título de ‘Humboldt Currant’ se convierte en la más extensa del repertorio. Su swing general es más ligero que el de cualquiera de las dos piezas precedentes, yendo de frente hacia un gancho que resulta tan rotundo como amable. Las cadencias distinguidamente jazz-rockeras que aporta la batería ayudan al ensamble general a asumir una frescura genuina a través de las imprescindibles secuencias sintetizadas que forman parte del entramado sónico. Por su parte, las alternancias en los lucimientos de la guitarra y el sintetizador en los solos son manejadas con cuidadosa fluidez; además, la presencia ocasional de cánticos resulta crucial a la hora de enfatizar la esencia vitalista de la pieza. Otro cénit del álbum. ‘Popscape’ lleva este vitalismo hacia una dimensión más vehemente, no solo en lo referente al carácter intenso del compás y del groove, sino también al filo más agresivo que asumen los ornamentos sintetizados y los solos de guitarra. Esta pieza dura poco menos de 5 minutos pero tiene una urgencia irrefrenable que le permite decir muchas cosas.

Ozric Tentacles - Space For The Earth

‘Climbing Plants’ es un tema muy cautivador que se centra en la faceta más explícitamente etérea del ensamble, con esa atmósfera flotante que arropa con su mágico fulgor al evocador motif central desde el cual se van elaborando permutaciones varias: desde parajes con un vigor incrementado hasta otros donde las vibraciones envolventes adquieren la primacía dentro de la ingeniería temática. Tanto la guitarra como la batería incorporan matices jazz-rockeros a sus respectivas intervenciones. Al igual que el tema que le precedió, éste acusa enormemente la influencia del maestro STEVE HILLAGE, mientras que las labores de los sintetizadores reciben claramente ecos de los legados de TIM BLAKE y SYNERGY. Con la dupla de la pieza titular y ‘Harmonic Steps’ se ocupan los últimos 14 minutos y pico del álbum. ‘Space For The Earth’ sigue básicamente el sendero de talante evocador que signó a la pieza anterior, pero esta vez con una suntuosidad más sutil y un manejo más tirado al reggae dentro de la estrategia fusionesca elaborada por la dupla rítmica. A medio camino entre lo contemplativo y lo crepuscular, esta pieza todavía se las arregla muy bien para organizar un colorido extrovertido para ornamentar pertinentemente su jam central. Por su parte, ‘Harmonic Steps’ se encarga principalmente de condensar los recursos de vitalismo y garbo celebratorio que marcaron a las tres primeras piezas del álbum, tal vez teniendo una mayor cercanía con la tercera. Aunque hay pasajes cabalmente arrolladores de parte de la guitarra eléctrica, son los teclados y los aportes ocasionales de la flauta los que aportan los recursos más saltantes del colorido sonoro inherente a esta llamativa pieza de cierre. En fin, todo esto es lo que nos ofrecieron los OZRIC TENTACLES con “Space For The Earth”, una bella aventura space-rock-progresiva que se impone como una certera estrategia para mantener en alto el fulgor de la vigencia de esta banda veterana. No nos cabe duda de que este disco refuerza la importancia de este colectivo dentro de la escena progresiva mundial de las últimas décadas; de paso, fue uno de los más notables lanzamientos progresivos británicos del año 2020.



Muestras de “Space For The Earth”.-